El escritor y periodista argentino Eduardo Berti, radicado desde hace varios años en Francia, presentó su nuevo libro “Por qué escuchamos a Aníbal Troilo”, en el cual analiza la obra del gran bandoneonista y su impacto, tanto dentro del mundo del tango como dentro de la música y la cultura en la Argentina.

Formado dentro del mundo del pop y el rock, Berti se acercó al tango cuando trabajó realizando una serie de programas para la radio FM Tango, dedicada a la música ciudadana rioplatense. De ese modo comenzó a toparse con la figura de Aníbal Troilo, conocido popularmente como “Pichuco”, el cual era nombrado una y otra vez como uno de los músicos más influyentes en la historia del género.

Ahora, radicado en Francia, el autor se atreve a revisar la obra de Pichuco con el beneficio de la distancia temporal y geográfica, intentando encontrar los elementos que hicieron de Troilo un artista tan especial dentro de la tradición del tango.

El legado de Pichuco

El libro, publicado por Gourmet Musical, se ve beneficiado por la gran experiencia personal del autor trabajando para FM Tango en la década de 1990. Allí, Berti tuvo la oportunidad de conocer y entrevistar a algunos de los grandes referentes del género que aun vivían, y notó cómo todos hablaban de Troilo de una manera especial, como si hubiera sido una figura diferente al resto de los músicos de su generación, tanto en lo artístico como en lo personal.

El libro se propone, desde un lenguaje más cerca de la novela que del periodismo, rescatar el legado de Pichuco y ubicarlo como punto de encuentro entre el tango tradicional, el tango moderno, y la música argentina más reciente. De esta manera, Berti suma otro libro sobre música a su extensa obra. En el año 1988 ya había escrito “Spinetta: Crónica e iluminaciones”, uno de los libros fundamentales sobre el legendario músico de rock porteño.