La programación deportiva comenzó junto con el nacimiento de las primeras emisoras de radio. En el caso de la Argentina, que fue el primer país de Iberoamérica en tener programas radiales regulares y un verdadero pionero mundial en el ámbito de la radiofonía, las transmisiones deportivas fueron protagonistas del nuevo medio desde sus inicios, junto a los radioteatros, los noticiosos y la música.

En las primeras décadas, las principales transmisiones deportivas estaban dedicadas sobre todo al fútbol, que ya era un deporte de gran popularidad, además del boxeo y las carreras de caballos. Ya desde aquellas épocas los periodistas deportivos se destacaron entre las personalidades de la radio como verdaderas estrellas en el género.

Durante las décadas de 1930 y 1940 varios periodistas dedicados a los deportes fueron catapultados a la fama, pasando a formar parte fundamental de la tradición radiofónica argentina. Entre aquellas luminarias se encontraban grandes leyendas del periodismo deportivo como Lalo Pelliciari, Tito Martínez del Box, Alfredo Aróstegui, y el mítico Borocotó, quien se transformaría en una verdadera leyenda del periodismo deportivo argentino. Fue él quien le dio el apodo de “La Máquina” al célebre equipo de River Plate de los años cuarenta.

La radio deportiva moderna

La programación deportiva siguió creciendo en las décadas siguientes, incorporando nuevas disciplinas como el automovilismo o el básquetbol. Aparecieron nuevos periodistas que se convirtieron en estrellas del género, como el uruguayo Víctor Hugo Morales y otros.

La mayoría de las radios AM dedican gran parte de su programación a los deportes, especialmente al fútbol, y existen algunas radios FM especialmente dedicadas a los deportes. Entre ellas se destaca la radio de ESPN, el famoso canal deportivo de televisión.

A pesar del avance de los medios digitales en todo el país, la programación deportiva en la radio se mantiene vigente, continuando con una tradición de casi cien años en el territorio argentino.