La historia de la música para publicidad televisiva en la Argentina tuvo muchas etapas. Ya desde sus comienzos durante la década de 1960, la música publicitaria jugó un papel central en el desarrollo de la incipiente cultura de la televisión en el país.

Muchas estrellas de la canción popular se dedicaron en algún momento de sus carreras artísticas a componer o a cantar en canciones publicitarias. Algunos incluso comenzaron sus carreras en ese mundo, para luego lograr el éxito como artistas de música pop. Un buen ejemplo de este caso es el músico y pianista Leo Sujatovich, quien tuvo su primeras oportunidades como compositor en una famosa publicidad de cigarrillos. Hoy en día sigue dedicándose tanto a la composición publicitaria como a su propia obra.

La música publicitaria cambia

Sin embargo, la música para publicidades cambió mucho desde sus comienzos. A partir de la década de 1980, el uso de sintetizadores e instrumentos electrónicos fue cada vez más común. Hoy en día, una buena parte de la música publicitaria para televisión es fundamentalmente música electrónica.

La música para publicidades de casinos ejemplifica muy bien este cambio. A pesar de que los casinos han estado asociados siempre con una estética más tradicional, la explosión de plataformas online como Cabaret Club App ha hecho que el mundo de los casinos y las apuestas comience a verse cada vez más moderno. En relación con eso, hoy es común ver que en la mayoría de las publicidades televisivas para casinos y salas de juegos de la Argentina, la música electrónica es la más utilizada para evocar la sensación de diversión y juventud.

De este modo, la música electrónica se instala en el aire publicitario argentino. Así como para las nuevas generaciones la música pop ya es imposible de entender sin la presencia de la electrónica en alguna de sus variantes, ésta ya es parte del lenguaje publicitario.