La Legislatura de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires homenajeó al grupo de pop rock Soda Stereo a través de una placa conmemorativa. La misma fue colocada en la esquina de Victorino de la Plaza y Sixto Barilari, en el barrio porteño de Belgrano, donde el grupo dio sus primeros pasos a comienzos de la década de los ochenta.

La placa en cuestión bautizó a dicha esquina como “Esquina Soda Stereo” y reconoció al grupo como “banda ícono del rock nacional y latinoamericano”, un homenaje a la banda de pop rock argentino más conocida a nivel internacional.

El homenaje llega unos cuatro años después de la muerte de Gustavo Cerati, cantante, guitarrista y compositor principal de la banda durante sus más de quince años de existencia. Cerati, quien después de la separación de Soda Stereo tuvo una exitosa carrera posterior y grabó varios discos solistas y colaboraciones, es reconocido como uno de los mayores exponentes de la música pop argentina y latinoamericana de los últimos treinta años.

En la ceremonia de inauguración de la placa conmemorativa estuvieron presentes los dos miembros de la banda que aun viven, el baterista Charly Alberti y el bajista Héctor “Zeta” Bosio, quienes fueron acompañados por Laura Cerati en representación de su hermano Gustavo.

Soda “Estereo”

El homenaje, que debía ser bien recibido por la comunidad musical y los fanáticos del grupo, recibió una verdadera catarata de críticas por parte del público. La razón fue que la placa conmemorativa fue inaugurada con el nombre de “Soda Estereo” en lugar de “Soda Stereo”, el verdadero nombre de la banda.

Luego de recibir toda clase de reacciones negativas y burlas, la Legislatura de la ciudad se vio obligada a reemplazar la placa, y a emitir un pedido de disculpas oficial a los fanáticos, a los miembros de la banda y a la familia de Cerati.